Ese pueblo que saltó a la prensa por poner un «tanque» en una de sus lomas en búsqueda de turistas. Cuántos turistas ha conseguido atraer, no lo sé, pero desde luego entre los fotógrafos nocturnos ha sido un punto nuevo a marcar en el mapa.

Desde que me enteré que estaba ahí, es uno de esos destino a los que quieres pasarte a hacer fotos. El pasado otoño, estuve a punto de pasarme a fotografiarlo, pero al final, no pudimos.

Fotografiar este M-60 Patton no es sencillo compositivamente hablando. Se sitúa en el alto de un cerro y queda muy poco espacio a su alrededor. Te obliga a elegir un par de encuadres y poco puedes disfrutar de hacer fotos distintas. También hay que tener en cuenta el cansancio que llevábamos en el cuerpo Charly y el que escribe tras 10 días de no parar de hacer fotos y dormir poco y quizás eso, te deja el cerebro frito y solo ves lo que hicieron otros.

Me decanté por este encuadre por las críticas que tuvo la posición de este tanque que parece que está apuntando al pueblo. Varios vecinos del pueblo se quejaron por ello. Aparte de este detalle, se encuentra justo encima de una colonia de abejarucos que con el tránsito de gente en la zona… terminarán abandonándola.

Para hacer esta foto hay que tener mucho cuidado con la exposición general de la escena. El pueblo iluminado con luz de LED con una dominante verde, a nada que te descuidas aparece pasado de luz lo que nos va a limitar la exposición.

Para iluminarlo, como siempre, usé una luz principal, desde el lado derecho de la imagen para destacar la cadena y lateral del blindado y otra en la trasera para tener algo de detalle en ese lado.

Foto rápida, sencilla e impactante. Una pena que el cielo no nos acompañase con unas nubes en fuga, pero quizás, le quitarían el protagonismo al vehículo.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

4 respuestas a «Quintanilla Cabe Rojas»

Deja un comentario