Empieza el año y que mejor forma que con otro cochecito ¿no?. Éste ya os resulta familiar. Tengo un par de fotos publicadas de él (Pelotilla y Seat 600).

No iba a publicar otra foto del mismo vehículo pero, hablando con unos amigos el otro día le vi sentido. La conversación terminó derivando a cuánto se tarda en hacer una nocturna iluminada. Pues les mostré estas fotos, mismo vehículo, misma noche y qué de fotos diferentes podemos hacer, así que por qué no publicarla.

Sobre la foto

Los que me leéis de forma habitual, ya sabéis como está hecha la foto, aquellos que no… pues os lo cuento a modo de resumen.

Lo primero, que hago es buscar la exposición del cielo, ver el balance que más me convence y buscar un encuadre que me llame la atención. Visto esto, toca iluminar la escena, siempre hago varias pruebas, viendo qué me interesa más, que lateral de vehículo me llama más la atención para aplicar una luz principal y cuál de relleno.

En este caso nos decantamos por el lateral derecho del vehículo, aplicando una iluminación con la que conseguir contraste y con la temperatura de color corregida para que muestre el color blanco de este SEAT. Para iluminarlo usamos una linterna. Para el frente, usando la misma linterna, dimos una pequeña luz de relleno, para conseguir detalle en la parrilla, faros… que sino quedarían casi en negro.

Por darle un toque y que contraste con el color azul de cielo, en este caso nos decantamos por usar una linterna de color rojo. Volviendo a la conversación, la foto se tardó bastante en hacer hasta que consiguimos dejar todo como nos gustaba.

No vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario