Hoy toca otra foto de esas que se hacen cerquita de casa. Tengo muchas fotos viejas reveladas, pendientes de ser publicadas, pero no me apetece mucho escribir sobre ellas o como las tengo tan vistas ya no me llaman la atención. Así que me he decidido contaros la batallita de esta foto.

Hace poquito, la predicción del cielo no era mala así que decidí darme un paseo por la pedriza, conocer un par de sitios que no había estado antes y si la luz se «prestaba» traerme alguna foto. Con el toque de queda, hacer fotos al atardecer en estas épocas del año se complica un poco, sobre todo si estás a una hora a pie del sitio que quieres fotografiar.

Antes de salir de casa ya sabía que iba a tener el tiempo justo para ver si el atardecer merecía la pena, repetir algún encuadre que ya hubiese visto por la tarde y bajar a oscuras y a toda prisa para llegar a casa a las 11 de la noche. Pero aun así si el cielo se teñía iba a merecer la pena.

Sobre la foto

Se trata de una panorámica en HDR, sí, desde que cambié de Lightroom y hace muy poco de PC, me atrevo a hacer este tipo de fotos porque no tardo tanto en montarlas en el PC. Obtengo más calidad en la imagen en cuanto a ruido y puedo sacarle mejores colores a la foto.

Encontrar un encuadre chulo no fue nada fácil, y me decanté por usar esta losa de piedra para conseguir una curva en el primer plano. Aprovechando que no había nada de viento, tenía el reflejo en el agua, pero en contra perdía unas flores que había en la lagunita. Vi unos cuantos muy interesantes para el amanecer si las condiciones de luz resultan buenas por lo que me tocará pegarme el madrugón algún día.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.