La primera vez que vi una fotografía nocturna de esta localización alucinaba. Se la vi a Logan, siempre he admirado su trabajo y años más tarde todavía sigue sorprendiéndome

Estuve hace unos años por aquí, pero el resultado obtenido no era el esperado. Fui una noche con poca luna y claro esas noches el cielo no es de ese tono azulado que tanto me gusta en fotografía nocturna. Tenía una espinita clavada y el cuerpo me pedía volver. Así que, cuando regresaba del viaje que os conté en la entrada anterior, decidí hacer un alto en el camino para tratar de conseguir la foto soñada.

Llegué al atardecer, me di una vuelta por todas las maquinas y aquello había cambiado bastante. Casi todas las extractoras estaban valladas y fuera de funcionamiento. Por un lado, que no funcionasen me tranquilizaba, ya no me daría dolor de cabeza la «peste» que emana el petroleo. A cambio perdía el movimiento del motor y el brazo que da mucho dinamismo a la imagen.

El cielo no pintaba muy bien, estaba completamente raso, pero de repente vino la magia. En el horizonte, se empezaban a ver como venían las nubes y eso era bueno, muy bueno.

There is no more oil

¿Cómo la hice?

Tras jugar un poco con los posibles encuadres me decanté por este. La posición de la máquina me parecía la correcta. Si tenia suerte, el viento no variaría y me traería las nubes justo encima mía. Así conseguiría el cielo que llevaba esperando mucho tiempo.

Visto eso, tocaba sacar la exposición de la foto. En este caso, el factor que determinaba la fotografía era el tiempo. Elegí 30 segundos, por la velocidad que traían las nubes me imaginaba que iba a dar buen resultado. El resto de valores f/4, el 16-35 es más nítido aquí que a f/2.8 e ISO 800.

Como estaba solo me ayudé del disparador remoto. Facilita mucho hacer este tipo de fotografías, porque te permite ganar unos segundos al iluminar. Te permite desplazarte al punto donde quieres empezar a iluminar y desde ahí disparas la cámara y empiezas a trabajar.

Para iluminar la escena elegí darle la luz principal desde la izquierda. Suelo probar a hacer la iluminación principal desde ambos lados. En este caso me gustó más por la izquierda que por la derecha. También le apliqué una pequeña luz de relleno en lado derecho para eliminar las sombras más duras.

Consejo

Cuando veáis frentes nubosos como el que se aprecia en horizonte de la imagen os queda poco tiempo para hacer la fotografía. Os tocará trabajar rápido pero seguro. Pocos disparos después, este cielo se va a encapotar por completo y si queréis tener la foto en una sola toma no os queda otra.

Aseguraros que en la toma está todo correcto, encuadre, tiempo de exposición y enfoque. En la mayoría de los casos, no os va dar tiempo a conseguir otro encuadre distinto, porque la nubes vienen muy rápido. Aprovechad a variar los tiempo de exposición para conseguir imágenes con trazas más largas y más cortas. Y sobre todo disfrutad el momento.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

4 thoughts on “There is no more oil”

  1. Heyyyy Víctor, que puntazo lo de las nubes y el viento. Hubiera pensado que esa toma rondaría los 60 sg, por las nubes. La iluminación es perfecta para «una sola toma», jajajaja.
    Un 10. Otro más, compañero…
    Te llamo pronto y me cuentas cosas.
    FELICIDADES por el buen trabajo
    Julio Ruiz

Deja un comentario

Esta pagina tiene cookies. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento. Más info. ¿Las aceptas?

ACEPTAR
Aviso de cookies