Hay fotos que se quedan en la recámara esperando su momento. Es el caso de esta foto que hicimos una noche hace 2 años. Fue la primer noche que David se juntó con nosotros y el «comando empanada» empezaba a tener sentido.

La foto en su momento, me resultó muy curiosa pero según iba haciendo otras fotos esta pasó a estar en un segundo plano y no llamarme tanto la atención. Así que ha ido pasando tiempo y hoy le tocó el turno de salir del disco duro y mostrárosla.

Es una de esas fotos en las que tengo muchas dudas si realmente llama la atención o no. Sé que la estación que está iluminada por nosotros es atractiva. El problema surge cuando ves las «vías» del tren que deberían ayudar en la composición. En este caso, creo que sucede todo lo contrario y me llevan la vista directamente al silo del fondo y éste resta atención a la estación.

¿Cómo la hicimos?

En el momento de hacer la foto, la contaminación lumínica era un punto difícil de controlar lo que nos obligo a trabajar con unos parámetros que normalmente no usamos. Teniendo que usar diafragmas cerrados para que no se contaminase tanto la escena.

Para hacer esta foto lo que hicimos es trabajar en equipo. Cada uno de nosotros realizó una iluminación:

  • Uno aplicó luz el exterior de la estación.
  • Dos de nosotros iluminaron el interior con la luz cálida.
  • Y por último para darle el toque creamos las farolas con una luz blanca para contrastar con el cálido del interior.

Para trabajar fotos en equipo hay que tener muchas cosas en cuenta. Pero la más importante es que alguien debe dirigir la escena. Esa persona será la encargada de decir y corregir el trabajo de todas las personas que trabajan la iluminación.

Esto facilita mucho el trabajo, puesto que elimina los tiempos muertos de revisión de la imagen. También hace que la concentración a la hora de iluminar de cada uno de los participantes no disminuya. Consiguiendo resultados más rápido y más complejos.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

2 respuestas a «Última llamada»

    1. Muchas gracias José!!!

      Muchas gracias por confirmarme que no hay un buque infinito que te hace volver a ver el silo como me pasa a mí.
      Tengo varías fotos que siempre dudo en publicar por esa misma razón, las veo muy chulas, pero tienen algún fallo que no terminan de gustarme.

      Un abrazo!

Deja un comentario