Hoy toca tirar de archivo, buscaba alguna nocturna iluminada que me llamase la atención y saqué ésta. Tengo reveladas unas cuántas pero, las tengo tan vistas, que ya no me llaman la atención. La foto debe tener unos dos años y la hicimos en una escapada a esta estación entre Charly, Javi y el que escribe.

Ambos teníamos ganas de pasarnos por Corral de Almaguer para hacer esta foto y parece que esa noche tuvimos suerte con las nubes. Eso sí, nos tocó hacer las fotos con paradas por la lluvia, metiéndonos dentro de la estación esperando que escampase.

¿Cómo la hicimos?

El proceso es el que solemos hacer normalmente. Se busca un encuadre que nos guste y ajustamos la exposición en la cámara para el cielo. Esto, lo hacemos así, porque es el único punto donde no podemos controlar la luz (salvo que haya mucha contaminación lumínica, pero esa explicación para otra ocasión).

Tras eso, pasamos a ver qué temperatura de color nos gusta más, si nos interesa un cielo naranja o azul. Una vez elegido el balance de blancos comenzamos a iluminar.

¿Por qué seleccionamos el balance de blancos en cámara antes de iluminar? Hacemos esto para trabajar la foto en la cámara, sin tener que hacerlo por zonas después en el ordenador. Sabiendo la temperatura marcada en la cámara podemos elegir las linternas adecuadas para que se muestre el color de la escena a nuestro gusto.

Para hacer esta toma, usamos dos linternas una en el interior más cálida y otra más neutra para el exterior. Así mostramos un tono «blanco» para las paredes de las ruinas y el cálido, como si tuviesen las luces encendidas en el interior.

Con ello conseguimos dar contraste de color a la imagen y a su vez aportar una sensación como de vida al edificio al parecer que aún esa «vivo» al tener luz en su interior.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

2 respuestas a «Última llamada»

  1. Como siempre, amigo Victor, Colosal la luminosidad cálida y el tiempo de exposición, para el movimiento de nubes. Ya sabes que tus trabajos me apasionan. Un abrazote enorme y espero que estés bien.

Deja un comentario