En estas fechas del año pasado, estábamos soñando con ir a Islandia. Demasiado tiempo esperando a ir para descubrir esta maravillosa isla, una pena no haber ido antes. De entre todas las localizaciones de Islandia, este avión estrellado al menos yo no podía dejarlo escapar. Llevaba años dándole vueltas a la cabeza para traerme esta foto.

Cuando conocí de la existencia de este abandono, todavía se podía llegar con el coche hasta él. Ahora, para limitar los turistas toca una caminata de cerca de una hora. Caminata que mereció la pena.

Me alargaría explicando como se iluminó, pero en este caso sólo puedo decir que… ¡Sueño cumplido!

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario