Si un día te escribe un amigo por whatsapp para salir a hacer fotos y no te dicen exactamente dónde vas a ir, pero en el fondo sabes que te llevan a una localización chula. ¿Dices que sí o que no? Pues por decir que sí, los compañeros de Shadows of Light me llevaron hasta esta maravillosa excavadora. Muchas gracias Juan y Carlos.

Aunque la foto que veis no es de aquella salida, tuvimos un rato con nubes pero desaparecieron rápido dejándonos una noche de luna llena completamente al raso. Con esas condiciones era muy difícil hacer una iluminación más contrastada donde se notase el trabajo que realizas.

Así que otro día decidí volver, en este caso con Javi y David. Y sin una luna tan luminosa y con nubes en el cielo conseguimos un trabajo visualmente mucho más impactante.

Cómo la hicimos

En este caso, el encuadre fue marcado por las condiciones climáticas. Para poder aprovechar las nubes elegimos este encuadre, era la ultima zona en la que teníamos algún hueco entre las nubes y por tanto ése era el cielo que debíamos poner en nuestra foto.

Se tata de una localización bastante difícil de iluminar, puesto que estamos cerca de Madrid y la contaminación lumínica nos afecta mucho. Pero es que a aparte de esto, tenemos una nave a la espalda de la excavadora con unos cuantos focos iluminando por completo toda la escena (podéis ver uno a la derecha de la foto). Esto dificulta mucho crear una iluminación que destaque la máquina y nos permita mostrar su entorno.

Para hacer la foto, se realizó como siempre. Elegir el encuadre, en este caso determinado por el cielo. La exposición de la escena teniendo en cuenta la contaminación lumínica y los focos de la zona. Tras eso, la elección de un balance de blancos que nos deje unos colores naturales de la zona.

Y ahora le toca el turno a iluminar. En este caso preparamos 3 puntos de iluminación:

  • El interior: con una cajita casera de David para la cabina (valdría una linterna con poca intensidad).
  • En el exterior una iluminación desde la derecha: en la que destaque el lateral derecho de la máquina, las cadenas de las ruedas, la pala, un poco del suelo…
  • Por último, desde la izquierda, aplicamos luz para eliminar las sombras tan duras que tiene la pala y así darle ese toque al bidón para que destaque.

Como casi siempre tengo que volver por allí, pues con Juan y Carlos se quedaron pendientes unas cuantas fotos de esta misma localización y que tengo ganas de hacer con ellos.

Nos veos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario