Hacer fotos al amanecer cuando tengo que levantarme de mi cama es una de las cosas que más me cuesta. Si estoy por ahí, madrugar para hacer fotos entra dentro del plan y no cuesta tanto levantarse, pero cuando estas en tu habitación calentito… me da mucha pereza.

Por suerte para mi este amanecer ya había quedado con Juan y Carlos los compañeros de Shadows of light por lo que tenía que ir sí o sí. La previsión que daban los partes meteorológicos era buena. Me desperté pronto y desde la ventana de casa, veía demasiadas estrellas para que el amanecer fuese de esos rojos.

Según iba conduciendo al punto en el que habíamos quedado, iban incrementándose la dudas y cuando llegué al sitio, no daba un duro por el amanecer, no parecía que hubiese una sola nube que fuese a color. Solo por pasar el rato ya merecía la pena pero… si te llevas la foto mejor que mejor.

El amanecer tímidamente empezó a coger color y aunque desde otros putos de Madrid se vio mucho más bonito nosotros no pudimos quejarnos de lo que conseguimos.

Cómo se hizo la foto

La foto está realizada con la toma de 3 exposiciones. El rango dinámico de mi cámara no llega donde me gustaría y de vez en cuando toca hacer HDR como pasa en esta foto.

Realicé tres tomas, una exposición para el cielo. Una segunda foto más larga para conseguir detalle en el suelo y por último una exposición de 30s que usé para las trazas de los coches.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario