Me gusta ir a sitios en lo que ya he estado. Muchas veces repito el mismo encuadre buscando otras condiciones ambientales u otro tipo de cielo, aunque me traiga fotos muy parecidas.

Siempre puedes hacer algo distinto de lo que ya hiciste y así, aprender a predecir cuales son las mejores condiciones para próximas salidas nocturnas. Otras veces, cuando no encuentro lo que busco me da por improvisar. Eso es lo que pasó esta noche.

En compañía de Javi, nos fuimos hasta Barcience buscando las amapolas que, por fecha, tenían que haber invadido los campos alrededor del castillo. Si las amapolas fallaban, teníamos un plan B. Los días anteriores, en Madrid, había llovido mucho y claro allí también tenía que haber llovido, por lo el charco que se genera en la explanada del castillo debía tener un reflejo brutal.

Castillo de Barcience

Con esas ideas llegamos al castillo y no nos encontramos nada de lo que buscábamos. Así que, como muchas otras veces, tocaba improvisar. Buscar algo distinto e «inventarnos» una foto.

Mientras investigábamos la zona, lo que hablamos en aquel momento fue, pues yo he visto fotos desde el pinar, yo con aquel árbol seco… y ¿si vamos allí enfrente? Seguro que alguien ha hecho este encuadre anteriormente, pero… ninguno habíamos visto algo desde allí.

Paseo cámara en mano y… aparece el comentario: «desde aquí parece que merece hacer la foto. ¿que te parece?»

¿Cómo hicimos la foto?

Pues en este lugar hacer fotos por la noche es de las cosas más sencillos que he visto. en el pueblo Hay una fabrica tiene puestos unos focos, que sin querer, te iluminan el castillo. Solo tienes que ir, buscar tu encuadre, plantar el trípode y exponer para llevarte una nocturna iluminada. Como hicimos nosotros.

Nos vemos en unos días. Sed felices

2 respuestas a «Castillo de Barcience»

Deja un comentario