Sé que todo lo que voy publicando es bastante antiguo, pero, no me da tiempo a sacarlo antes. Entonces a cada foto le llega su turno cuando le llega. Esta foto es de principios de año. Cuando la luna sale más al norte y la foto se hace en la zona de Pozuelo.

Tras un par de intentos fallidos, por las nubes unos meses atrás, por fin conseguimos pillar a nuestro satélite entre las 4 torres y la incipiente quinta, ahora mismo ya está mucho más alta.

Este disparo fue de pura casualidad, al tener tanta luz en el ambiente cuando sale la luna sobre el horizonte apenas es visible y con las nubes que teníamos en el horizonte, David y yo estábamos más de charleta y cotilleando su nueva camara que pendientes de la foto.

Cuando vimos aparecer la luna, estaba ya entre la tercera y la cuarta empezando por la izquierda. Pero por suerte, mientras hacia pruebas y jugaba a ver como las gaviotas se trasladan buscando donde dormir, disparé esta foto.

¿Cómo la hice?

Hacer este tipo de fotos es como un juego de niños que buscan el tesoro del mapa. En casa planificas la trayectoria de salida de la luna, que se cruce entre las 4 torres, buscas el punto en el mapa y lo marcas.

Luego toca ir al sitio, que no te hayas ido muchos metros a la izquierda o a la derecha. Tener suerte con el tiempo, que no tengas nubes, que no haya calima, que no tengas mucha contaminación… y si tienes todos los deberes hechos, salen cosas como estas.

Gracias al uso de teleobjetivos y la distancia a la ciudad, consigues imágenes donde hay una luna gigante saliendo entre las 4 torres. De un solo disparo, sin necesidad de dobles exposiciones, o poner la luna donde no es, como suele acostumbrase a ver.

Nos vemos en unos días. Sed felices

Deja un comentario

Esta pagina tiene cookies. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento. Más info. ¿Las aceptas?

ACEPTAR
Aviso de cookies