Gracias a todos los que habéis ayudado a que joyas de este estilo desaparezcan. Esos que estalláis las lunas, los faros, os lleváis piezas… aquellos que abrís la puerta para la foto y la dejáis abierta, los que rompéis la manilla porque no se abre, los que dejáis mierda alrededor…

Muchas gracias, porque conseguís aquello que buscáis, destruir. Cada día quedan menos de estos trozos de óxido sobre ruedas. Luego preguntáis por dónde están y yo al menos, ya no tengo ganas de colaborar a que desaparezcan más de estas maravillas.

Sé que es complicado encontrarlos, pero… ahí esta la gracia. Encontrarlos, hacer la foto y conseguir esa sensación que obtienes cuando logras algo gracias a tu esfuerzo.

Sé que yo también colaboro a que pasen estas cosas, pero se trata de respeto a los demás. Que esté abandonado no significa que el coche no tenga un dueño. Cuando te cuelas en una propiedad privada, y el dueño ve las pisadas en la hierba hasta el coche… le haces pensar, pero si el coche no sufre daños no se preocupa tanto.

Esta foto tiene más de año y medio, y por suerte, la hice un par de meses antes de que este coche pasara a ser chatarra. Si vieseis como estaba en las primeras nocturnas que vi… y como ha terminado.

Dodge 3700 GT

¿Cómo se hizo esta foto?

No recuerdo muy bien quién hizo qué, sé que fuimos Charly, Javi y yo. Y antes de escribir esta entrada acabo de hablar con Charly así que, la iluminación cenital la hizo él.

Si no recuerdo mal, Javi hizo la iluminación de los pilotos traseros y yo… ¿les estuve viendo? 😀

Sobre el color, para que la foto salga en un solo disparo, lo que hicimos fue elegir un balance de blancos, de valor bajo, para que la cámara al ajustar nos deje el cielo azuladito.

Para conseguir la foto sin usar capas, usamos 3 tipos de linternas, dos cálidas una más que la otra y otra blanca. La cálida más naranja, se usó para iluminar «los intermitentes». La otra cálida, fue la que ilumino el coche de forma cenital y la fría para los pilotos rojos.

Y no hay mucho más que explicar, la exposición del cielo nos daba un poco igual, porque al no verse estrellas y haber tantas nubes… pues con que no quedasen muy empastadas era suficiente.

Nos vemos en unos días. Sed felices.

5 respuestas a «Dodge 3700 GT»

  1. Pues no te falta razón Victor.. es una pena como algún desalmado se dedica a reventar estas joyas y no se muy bien con que fin. Desde luego es una pena.. porque los que disfrutamos respetando el entorno cada vez lo tenemos mas complicado.

    Todavía recuerdo nuestra visita al camión de Polan.. donde hablando se entiende la gente.. y siempre con respeto puedes llegar a hacer unas fotos sin molestar a nadie.

    Gran trabajo crack.

    1. Muchas gracias Juan!

      Hay que tener respeto, creo que si lo resumo en una palabra es respeto

      De Polan me han contado casi de todo!!! 😀

      Yo me he pasado por allí alguna vez, pero nunca hice foto… por no molestar.

      Un abrazo

Deja un comentario