¿Qué haríamos los fotógrafos nocturnos sin ellas?

Pocas localizaciones son tan agradecidas como los coches abandonados. Cuesta encontrarlos y se guardan en secreto como si de pequeñas joyas se tratasen. Pero cuando te encuentras con alguna… los resultados conseguidos son tan impresionantes que compensan el tiempo perdido buscándolos.

Este coche, me costó un tiempo dar con él y si no llega a ser por Charly nunca hubiese ido a hacerle fotos. Es curioso que este Dodge sea el que nos haya «unido».

Hace mucho tiempo atrás, no se ya cuántos años 😀 estaba buscando este cacharrín, cuando le pedí la localización. Había visto alguna foto suya y sabía que él conocía dónde se encontraba.

Por mi parte encontré el pueblo en el que estaba, es más, estaba buscando por google maps muy cerca de su ubicación, pero desde la vista satélite era imposible encontrarlo. Así que tocó pedirle el sitio y gustosamente me lo dio.

La noche de la foto, nos acercamos al lugar Charly, Javi y el que escribe. Fue una noche muy productiva puesto que en esta localización había varios vehículos.

Hicimos unas cuantas fotos al Dodge y a los tractores, de todas ellas ya os enseñe una del culo del coche. Los interiores de los coches abandonados suelen estar muy bandalizados, faltándoles el volante, cuadro de instrumentos… incluso el salpicadero por completo, por esa razón, decidimos hacer esta foto al interior del coche.

Sobre la foto

En este caso se trata de un apilado de fotos realizado en Photoshop. En ese momento y con las herramientas que llevábamos en la mochila era imposible hacer esta iluminación en una sola toma.

En el próximo que vayamos a hacer, espero que sea dentro de poco si el coronavirus nos deja. Seguro que sale en una sola foto.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario