Toca retroceder dos años para llegar a esta foto. Sí, la «hice» en 2018 y lleva casi dos años esperando el momento a salir del PC.

A estas alturas del año, ya tendríamos que estar haciendo todos fotos de vías lácteas y como en la actualidad no podemos, pues toca tirar de archivo, que para eso vamos guardando fotos. Dicen que aquel que guarda halla 😀

Esta noche también es de esas para recordar, el día anterior estuve aquí, haciendo fotos en compañía de Charly y de Ivan. Entre muchas otras cosas, hablamos de hacer fotos en el meandro del Melero. Justo al día siguiente era buena fecha para poder hacer la foto. También podíamos esperarnos un mes y que luego estuviese nublado, que tuviésemos otros compromisos, etc

Así que al día siguiente, sábado a las 8 de la tarde para más señas, se pasó Alberto por casa. Desde Madrid salimos dirección Toledo a recoger a Iván para marcharnos a Cáceres. Teníamos el tiempo justo para llegar a pillar la vía un poco antes de que el arco estuviese en sitio hacer la foto y volver a Madrid.

Allí nos encontramos con Daniel y Álvaro que también se les ocurrió hacer la misma foto el mismo día. Fue muy agradable encontrarnos de nuevo. Por si os pasáis por aquí y lo leéis, tenemos que repetir.

Primero hicimos la foto que veis, gracias al 12mm que llevaba Ivan no necesitamos hacer una panorámica. Tras esta, un rato después hicimos la panorámica con el arco de la vía. Pero esa foto ya es para otra historia.

Acabamos sobre las 3 y media de la mañana y nos volvimos camino de vuelta a casa. Cuando quise entrar por la puerta de casa ya eran las 8 de la mañana. Sí, 12h para hacer dos «simples» fotos, pero cuando tienes pasión por algo no hay quien te frene.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario