Esta semana le toca el turno a este velero que con una de las dana, bueno lo que antes llamábamos gota fría, quedo varado en Santiago de la Ribera. La he elegido por los tiempos que nos esta tocado vivir, en los que parece que el tiempo apenas pasa y estamos varados, como este barco en la arena.

En enero, nos escapamos Charly, Iván y el que escribe unos días a Murcia, con la idea de hacer unas cuantas fotos por allí. Para aprovechar uno de los amaneceres, decidimos acercarnos a Santiago de la Ribera a hacer fotos a la famosa pasarela de madera con forma de hexágonos y allí nos encontramos este barquito.

No sabíamos que estaba allí, aunque yo sabía de su existencia por algunas stories de instagram de amigos fotógrafos y al verlo allí la sorpresa fue increíble.

Tras hacer unas cuantas fotos a la pasarela, me acerqué hasta el velero. Ya se habían apagado las luces del paseo marítimo pero todavía había poca luz en el cielo y más con el amanecer tan cubierto que tuvimos.

Encuadro, veo la foto y te dices «ostras ¿Qué es eso que hay ahí?«, «si parece un pájaro». Automáticamente bajas el ritmo te mueves con cuidado y tratas de no espantar a lo que parece ser un cuervo.

Pasados 5 minutos, cuando ya has encontrado un encuadre que te gusta, dejas la cámara haciendo una larga exposición. Levantas la cabeza y empiezas a fijarte en el pájaro y… sí se trata de un cuervo o similar, pero es de plástico 🙁 la foto ya ha perdido su gracia. Acabo de perder el punto diferente que iba a tener mi foto a las del resto.

En consecuencia, no queda otra que seguir buscando algo que cree un momento distinto al del resto.

Sobre la foto

Desde que estuve por allí al día de hoy, he visto unas cuantas fotos de este Barco. Por suerte el velero se va moviendo y cada día está en un posición un poco distinta. Con esto conseguimos que cada fotógrafo pueda encontrar un punto de vista diferente.

En mi caso, lo que hizo decantarme por este encuadre fueron las nubes. Había un pequeño claro en el cielo, que destacaba sobre el resto de las nubes y quería aprovechar a dejarlo centrado. Si a esas nubes difuminadas y el mar completamente plano por la larga exposición del filtro de densidad neutra, le sumaba el barco también en el centro de la foto iba a quedar una imagen muy estática.

Y ¿Por qué tanta «calma»? para reforzar la idea de varado, detenido en el tiempo y esperando a que le llegue el momento para poder seguir navegando como le correspondería.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

2 respuestas a «Varado»

  1. Víctor, tengo la sensación de que ya no te sigo, pero no es así. El problema es que hay otras necesidades que me alejan de mi mundo favorito de la fotografía. Mis disculpas por ello.
    Bueno pasando a mi comentario. Hay varios puntos fuertes para mi, como son esa luz, bendita luz, que proporcionas en tu toma. La temperatura de color perfecta y por supuesto esas maravillosas nubes que con la larga exposición consiguen ser algodones mágicos que inundan los sentidos.
    Esta vez, sólo te voy a puntuar con un 11, sobre 10. Jejejeje.
    Venga un abrazote virtual y cuidaros mucho porfa.
    Tu amigo Julio

    1. Muy buenas Julio!

      Me alegro mucho de volver a leerte y más con comentarios como estos!
      Muchas gracias por ver de una forma tan bonita mis fotos

      Nos vemos cuando esto acabe!
      Un abrazo

Deja un comentario