Bueno, o entre medias de las nubes XD.

Hay sitios que sabes que se pueden hacer fotos chulas, te han hablado de ellos o has visto fotos. En mi caso cuando las veo y me impactan, no sé por qué pero las termino grabando en la cabeza, esperando ese momento en que pueda ir a hacerlas. Como es en el caso de la que hoy os traigo.

Hace unos cuantos años estuve por la zona. Dio la casualidad, que el dueño del alojamiento en el que estuve, al ver que llevaba la cámara me enseño unas fotos hechas con el móvil que eran increíbles desde este sitio. Desde entonces se clavó una espinita que tenia que quitarme.

Pues como aquello que ocurre sin buscarlo, las circunstancias del viaje, me llevaron a subir aquí. Ese día el tiempo era «malo», estaba todo el rato con la niebla meona que llamamos en Castilla. Hacer fotos en esas circunstancias a mí me da pereza, tanto nosotros como el equipo acabamos empapados. Sí, todos lo sabemos que se consiguen fotos brutales pero cuando no sabes muy bien donde ir, caminar al atardecer por medio de un hayedo intentado buscar algo no suele dar buenos resultados.

Así que ves la previsión y ¡ostras!… parece que hay un hueco en las nubes… recuerdas aquella foto con un amanecer increíble y la niebla en el valle… y decides jugártela.

Así que a toda prisa, decides subir a ese pico y probar suerte. En el parking la niebla no daba buen pronóstico. Pero según íbamos subiendo, la niebla desapareció y las vistas merecían mucho la pena. No tenía ni idea de encuadres de otra gente así que solo podía jugar con aquello que veía esperando sacar algo chulo.

Como conclusión… Solo puedo deciros una cosa, quizás sea el atardecer más bonito que he vivido nunca. A ver cuándo consigo mejorarlo XD

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario