La verdad es que es la primera vez que una marca contacta conmigo para que pruebe uno de sus productos. Y en este caso ha sido Sandmarc. Y la verdad es que he tenido muy mala suerte, fue llegarme el paquete con la luz y justo confinar la población en la que vivo, por lo que estuve un mes sin poder probar el material.

Sobre la luz, por si alguno os interesa, se trata de este modelo. Sobre este panel LED ya os subiré por aquí una review, pero estoy muy contento con él. No pesa mucho, la batería dura, es muy potente, tiene miles de posibilidades… Para mí es una muy buena fuente de luz para iluminar nuestras fotos.

Pues como tenía que probar la luz, decidí escaparme a esta localización con mi hermano. Hacía mucho tiempo que no salíamos juntos de nocturnas y una chatarrilla siempre es bienvenida. Curiosidades de la vida, cuando llegamos allí nos encontramos a Daniel Pastor y a Joaquín, esperando a que se hiciese de noche para ponerse en marcha. Muchas gracias a Dani y a Joaquín por dejarnos trastear y lamento haberos dado la noche con el foquito, pero tenía que testearlo.

Sobre las fotos

Utilizar material nuevo suele ser complicado, cuando estás acostumbrado a utilizar ciertas herramientas y las cambias, el proceso de llegar a la foto es un poco más largo. En un principio, cuando abrí el paquete en casa, pensé que el foco no iba a ser tan potente. Pero cuando llegamos allí y lo puse en marcha, me quedé impresionado con su potencia. Para rellenar el interior de los vehículos tuve que ponerlo al mínimo de su intensidad por que sino en el tiempo de exposición de la imagen «me quemaba» la zona.

En este caso el panel LED se utilizó en el habitáculo y en el vano motor del vehículo. Si hubiese tenido un par de focos más la foto hubiese estado iluminada completamente con esos paneles pero como no fue así, el exterior del vehículo esta iluminado con mis linternas.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario