Ya va tocando otro cochecito en la galería ¿no? hace más de un mes que no subo ninguno y sé que algunos lo estáis esperando.

La salida para hacer esta fotografía nocturna la hicimos el año pasado. Primero estuvimos en un par de sitios, luego nos acercamos a ver a este pequeñín. Yo llevaba teniéndole muchas ganas desde las primeras fotos que vi de este cacharro.

Así que con un poquito de suerte Charly y Javi me llevaron hasta él. Nada más llegar tenía muchos nervios. No me gusta nada meterme en fincas privadas y aquí lo estábamos haciendo. Aunque no hagamos nada malo, con tan solo tener la sensación de molestar, no me hace sentir tranquilo.

Como siempre, buscamos el encuadre típico, ese frontal que todos hemos visto, pero hay que seguir jugando e intentar sacar algo un poco distinto.

Y tras unas pocas pruebas decidimos meter el samyang 14 de Javi apuntando al interior del vehículo. Ya había hecho alguna foto de este tipo con anterioridad y solventamos en esa primera toma todos los problemas. En este caso sólo teníamos que repetir lo aprendido para llegar al éxito.

¿Cómo hicimos la foto?

El problema más grave que tenemos en este tipo de fotos es la profundidad de campo. Para resolver esto usamos la lente más angular que teníamos a mano. Ya que cuanto más angular es la lente mayor profundidad de campo tenemos.

Después en lugar de trabajar con diafragmas muy abiertos, como solemos hacer, y utilizamos algo más cerrado. No recuerdo si f/5.6 o f/8, para ampliar aun más esa zona nítida en la imagen.

El resto fue iluminar en cálido con un balance de blancos con un valor bajo para compensar la luz y asi conseguir los tonos reales de la en la imagen.

Nos vemos en unos días. Sed felices

Una respuesta a «Forgotten»

Deja un comentario