Filomena, ese nombre que no le pondrías a tu hija en siglo XXI ni loco y que ha pasado a estar en boca de todos los últimos días. El temporal que trajo consigo Filomena es un momento que será difícil volver a ver. Jamás he tenido ante mis ojos tanta nieve en cotas tan bajas y eso ha hecho que todos los «fotógrafos» que han podido salgan a intentar captar esos momentos.

Por surte o por desgracia, yo me pasé desde el viernes hasta el domingo encerrado en casa, sin «poder» salir y no fue por ganas. Eso sí, en cuanto pude escaparme así lo he hecho, el primer sitio al que me he escapado ha sido Buitrago de Lozoya.

Esperaba encontrarme el lugar sin una sola huella y para nada. Llegue al punto (lo tenéis aquí si os interesa) y el camino estaba perfectamente marcado. Al poquito de llegar, empezaron a llegar buitregaños a ver el atardecer y disfrutar de esta estampa única.

Cómo se hizo

Como os he contado, llegué para hacer las fotos al atardecer y no tuve mucho suerte con él. En Madrid si que se tiñó el cielo de rosita, pero yo tenia demasiadas nubes como para que se pusieran de ese color.

Así que decidí esperarme a que se hiciera de noche y así en la foto contase con el contraste de las luces cálidas del pueblo y el tono azul en el cielo y las sombras.

Esta foto es de esas que no me gusta mucho hacer, porque necesito trabajar con ella mucho en el PC. Se trata de una panorámica en HDR. Mi 5D markIII no tiene tanto rango dinámico como me gustaría (ni creo que lo tenga ninguna cámara). Entonces, para asegurar las luces del pueblo, hago tres tomas y así conseguir toda la información posible, desde las luces más potentes hasta las sombras. De esta manera apenas obtengo ruido ni colores extraños en las sombras.

La panorámica esta compuesta de 13 fotos verticales solapándolas mucho (para no tener problemas en los programas que las unen). Si sumamos las 3 tomas que tengo que hacer de cada toma vertical nos vamos a 39 fotos para hacer una panorámica y eso… me da mucha pereza. Pero esta vez merecía la pena todo el trabajo que tenía que hacer en el PC para obtener el resultado que buscaba.

Me gustaría contarte más detalles técnicos de la foto, pero como suelo deciros, en las fotos de paisaje, voy al sitio busco el punto que más me gusta y hago la foto. Bueno, en este caso… La foto no pude hacerla donde me gusta. No me atreví a subirme a las piedras con la nieve que había.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

2 respuestas a «La calma tras la tormenta»

Deja un comentario