Primera y única visita a esta localización, no recuerdo muy bien la fecha, cuando hace unos meses me escapé con Javi a visitar al famoso 2cv de las chumberas. Están en Madrid para aquellos que penséis que es Toledo, me costó mucho convencer a Javi de ir por eso.

El caso es que con el toque de queda, sabíamos que iba a ser difícil poder escaparnos a iluminar algún coche sin llegar tarde si dejábamos pasar un par de meses. La noche no se presentaba mal, los pronósticos marcaban nubes así que era una noche de esas que merecía la pena intentar salir a hacer fotos. Por el camino el cielo se presentaba limpio, aunque por la capital estuviese lleno de nubes, lo que nos hizo plantearnos mucho darnos la vuelta.

El caso es que íbamos buscando un coche que probablemente ya no existirá, puesto que cuando fuimos a fotografiarlo, lo había puesto en fila al lado del camino esperando a ser cargado en algún camión para destruirlo. Por suerte, nos encontramos este 1500 que no nos esperábamos.

Fue una de esas noches en la que tocaba ser muy eficiente y trabajar muy rápido. Yo estaba a más de una hora de casa por lo que tenía que salir de allí antes de las 10 y aunque hubo que improvisar, al estar acostumbrado a iluminar on Javi las cosas salen muy rápido.

Cómo la hicimos

En este caso se trata de 4 iluminaciones. Empezaré contado la más sencilla, se trata de la del interior del habitáculo en el cual pusimos un panel led de Sandmarc, os dejo el enlace por si queréis cotillearla. Una vez sacada esa luz probamos con los faros (de los cuales se encargaba Javi de iluminar con una pequeña linterna cálida). El exterior lo dividimos en dos iluminaciones, una principal desde la izquierda y otra de relleno en el lado derecho. Ambas iluminadas con la misma linterna para mantener la temperatura de color.

De esta noche salieron 3 o 4 encuadres que ya os iré mostrando en un futuro.

Nos vemos en unos días. Sed felices

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.