Para llamar la atención de Santa Claus y que encontrase donde dejar los regalos le preparé este arbolito ¿Qué os parece? ¿Lo encontrará esta noche?

Yo le pedí que me trajese un samyang 14 nuevo, que el mio murió una noche hace unos meses. Decidió caerse de «lente» contra el suelo. ¿Qué tal se va a portar Papa Noel con vosotros?

Sobre la foto

Este año ha sido de intentar cosas distintas, nunca había hecho fotos con un 50mm por la noche, ni a 35mm, ni a… y este año decidí probar cosas que nunca había hecho.

Lo normal, en en paisaje y en nocturnas es tirar a la focal más amplia que tenemos. En mi caso, o 14mm o 16mm. Cuando fuimos a Islandia David se pillo un 35mm para capturar las auroras, y a la vuelta empezamos a jugar con lentes muy luminosas. Javi, que es un enamorado del centro galáctico, lo usaba mucho así que me animó a jugar con los dos que tengo.

Esta foto surge de ahí, de probar. En este caso un 50mm f/1.9 antiguo de mi padre. Lo había utilizado alguna vez con anterioridad, pero nunca me gustó y dije, voy a darle una oportunidad por la noche.

La verdad es que se porta un poco mejor que el 50mm f/1.8 de canon en su primera versión, al menos no tiene tanto coma, pero tiene una distorsión muy grande en las estrellas, produciéndose un efecto tipo zoom desde el centro al exterior que tampoco me convence.

La conclusión a la que llegué tras usarlo un par de veces es que con estos objetivos sacar imágenes distintas. Conseguir componer con la vía de tal manera que ésta aparezca muy grande en el encuadre. Con ello he empezado a pensar en imágenes algo distintas a las que suelo tomar, y tú ¿Te vas a animar a sacar «focales largas» por la noche?

Nos vemos en unos días. Sed felices! 😀

Deja un comentario

Esta pagina tiene cookies. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento. Más info. ¿Las aceptas?

ACEPTAR
Aviso de cookies