Ya iba tocando otra foto de Madrid, con otro de esos cielos tan impactantes que vemos de vez en cuando. La foto la hice junto a David a finales del 19 en una de esas tardes antes de las grandes cenas que tenemos en la Navidad.

Esos días tienen sus cosas buenas y sus cosas malas:

  • Buenas: todo el mundo está en casa preparando la cena o preparándose para irse a casa de algún familiar o amigo. Así que apenas vas a ver gente en la calle que te moleste cuando estas haciendo la foto. Como pasa en la pasarela del Ramón y Cajal, que pasa el corredor de turno que mueve la pasarela a cada paso.
  • Malas: si buscas trazas de coches la cosa va a estar difícil, lo más probable es que te toque apilar varias fotos para conseguir esas trazas que tanto buscamos en estas fotos.

Sobre la foto

Como digo siempre, hay que ver la previsión y tener suerte. Cuantas más veces salgas a hacer fotos más probabilidades hay de conseguir cielos chulos y no cerrarse en la búsqueda solo de un tipo de cielo.

Para hacer la foto me costó bastante encontrar el sitio, estoy tan acostumbrado a trabajar a 14 o 16, que usar focales cerradas me resulta «difícil». A la derecha del puente hay una farola que molesta mucho a la composición y que además genera unos flares feísimos por lo que tocaba jugar con focales más largas.

El problema que supuso el uso de una focal cercana a los 24mm es que la profundidad de campo es menor. Si queremos tener toda la foto en foco, no queda otra que hacer unas cuantas tomas con distintos puntos de enfoque para hacer un apilado. En mi caso, que a estas cosas no las doy tanta importancia decidí hacer la foto en una sola toma de para el enfoque y la exposición de la foto.

Añado la foto en el mapa de «Localizaciones para fotografiar el amanecer y atardecer en Madrid» por si queréis cotillear dónde se hizo.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario