Sí! son dos fotos. Por si tenías dudas. La idea de este montaje no es otro que de intentar llevarnos a como veríamos el cielo si no tuviésemos contaminación lumínica.

En una escapada nocturna por Toledo junto a Javi, nos pasamos por el castillo de Caudilla. No habíamos tenido mucho éxito en las localizaciones en las que habíamos estado y nos pasamos por allí de vuelta para Madrid, a ver si se nos ocurría hacer una foto distinta de lo que ya habíamos hecho.

El caso es que por el camino, solo hablábamos de cielos chulos donde merece la pena ir a hacer fotos a la vía láctea, imaginándonos viajes y sitios a los que querríamos ir… Cuando llegamos allí, otra vez nos volvimos a dar de cara con la realidad y los procesados de las fotos que vemos.

No sé cuantas veces he estado en esta localización pero cuando voy una noche sin luna, siempre me pasa lo mismo y me encuentro con la realidad. La vía láctea aquí no es para nada potente.

El tema es que tanto hablar de cielos chulos, a mí solo me venían a la cabezas las fotos de las vías que hay por su pueblo y sobre todo ésta hecha con el 50mm.

Así que decidimos hacer esta foto para el suelo con el 50mm ya que coincidía con el cielo que teníamos esa noche. De esta forma íbamos a cambiarle el cielo por uno de los que ya tenía hechos y crear esa imagen tan impactante que todos buscamos.

La imagen resultante es lo que nos gustaría que se viese, pero no es. Ojalá algún día podamos disfrutar de cielos como estos en los entornos cercanos a grandes ciudades.

Gracias Javi por los dos Raws para hacer esta imagen!

Deja un comentario