La primera vez que me hablaron del dinosaurio de la Barranca hará ya unos 8 años, gracias Juan. No sé por qué no subí en aquel momento, como todo en la vida será por que no era el momento.

El caso es que tras ver la foto de Farero, el año pasado subí a ver qué era capaz de hacer. Y no salió nada distinto de lo que había visto. Así que, esa foto pasó a esa carpeta del disco duro por la que todas las fotos esperan su turno a salir.

Con el cometa, me dio por pensar en fotografías distintas de lo que estaba viendo y no sé cómo, pero algo me recordó al Dinosaurio y en mi cabeza la idea del Dino y el cometa era perfecta. El problema, que era imposible realizar esa imagen sin hacer un montaje. Por lo que deseché la idea pero, se quedó en mi cabeza la idea de volver a subir hasta él y hacer algo distinto.

Y eso nos lleva a este fin de semana en el que he vuelto a subir junto a Borja, David, Javier y Vale. La ruta para llegar al dinosaurio no es muy larga si véis las rutas de Wikiloc apenas son dos kilómetros y medio. El problema surge en el desnivel hay, casi 500 metros. Esto hace que avanzar se haga lento y a un buen ritmo ascender nos lleve cerca de una hora y media.

Si fuésemos paseando, no se haría muy pesado, pero cuando cuando llevas el equipo de foto a la espalda la cosa es distinta. Cargamos fácilmente entre 8 y 10 kilos; mochila, trípode, cámara, un par de objetivos…. y por supuesto el agua y el bocata.

Así que antes de subir, elige bien qué vas a llevar para no transportar equipo que no vayas a usar.

Sobre la foto

Tenía muchas dudas sobre qué me iba a encontrar allí arriba. Calcular la posición de la vía láctea en una piedra que no sabía que ángulo tenía, me ponía nervioso. Sobre todo cuando lías a cuatro personas para hacer una foto en concreto.

Por suerte, la orientación era la correcta y poco después de ponerse el Sol al ver a Saturno en el cielo ya me quedé tranquilo porque la vía iba a estar en el punto esperado.

Lo bueno y lo malo de hacer esta foto es que apenas tenemos ruido al hacerla, con Iso 1600 f/2.8 y 30 segundos ya estamos pasados de exposición por la contaminación lumínica de Madrid. Lo malo es que las luces de la Capital no nos deja ver la Vía en todo su esplendor. Lo que nos obliga a procesar mucho la imagen para conseguir que se vea la foto.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario