Vuelvo a la carga aunque esta vez con retraso. Lo siento pero no me da la vida 🙂 los que me conocéis sabéis a qué me refiero.

La foto de esta semana la realicé en la escapada del mes de mayo del año pasado que hice por Asturias.

Aquella noche nos acercamos a la cueva Xiao, Mark, Frodo, Luis Medina y el que escribe. Mientras Xiao y Mark se quedaron trabajando en la parte baja de la cueva. El resto nos subimos a la parte alta de la gruta.

En este mismo sitio frodo ya había realizado otras fotos, pero a mí me llamó mucho la atención como destacaba la piedra central en el medio de la cueva. Hacía muy poco que me había comprado «la bola» el reflector que usó para el destello de luz. Y claro, en ese momento estaba todo el rato pensando en realizar fotos con este artefacto.

The Explorer

¿Cómo se hizo la foto?

Como siempre empieza con una idea que poco a poco va cogiendo forma. Primero pusimos a posar a Luis, con el flash y el reflector. Sacamos la exposición correcta y la dirección en la que teníamos que poner el flash. Hecho esto, la foto estaba bien, pero podíamos ir añadiendo cosas para que mejorase.

En este caso lo primero que le añadimos fue la luz trasera. Ese contra cálido lo conseguimos poniendo unas linternas intentado rellenar todo el habitáculo. Elegimos es tono ya que contrastaba con la luz blanca del flash.

La foto tenía muy buena pinta, pero no recuerdo quién fue al que se le ocurrió el añadir humo en la escena para conseguir otro ambiente. Gracias a un vapeador de Luis, rellenamos toda la cueva con humo. La cueva en la parte trasera tiene una «ventilación» natural, por la cual hacia que el humo se repartiera muy bien por toda la estancia.

Como siempre digo, ya con todo planteado, tocaba repetir y repetir hasta encontrar el efecto de humo deseado.

Nos vemos en unos días. Sed felices 🙂

Deja un comentario