En Julio de 2018 Charly y yo nos escapamos en búsqueda de la Vía láctea. Entre las múltiples opciones que teníamos decidimos acercarnos al palomar de Moncalvillo de Huete. Éste, es uno de esos abandonos que todo fotógrafo nocturno debería pasarse a fotografíar alguna vez.

Esta localización tiene la ventaja que durante los 365 días del año puede ser fotografiado. ¿A qué me refiero con esto? Independientemente de la época del año siempre tienes grandes posibilidades de hacer fotos interesantes. Si nuestra intención es traernos una foto con la Vía láctea podemos elegir entre captar el arco o, si retrasamos la visita, conseguiremos traérnosla en vertical como en esta otra foto.

En cualquier momento podemos conseguir unas trazas de nubes, es preferible ir esos días de tormenta y jugársela un poco. La contaminación lumínica de la zona nos va a aportar unos colores muy bonitos en las nubes. Si la noche está completamente despejada podemos realizar encuadres muy llamativos con la circumpolar. Vamos, que por opciones no será.

Sobre la foto

La intención era hacer la foto que estáis viendo, hacer una imagen con el arco de la Vía Láctea por encima de este palomar abandonado.

Antes de ir allí ya sabíamos que se podía realizar esta foto, lo que dudábamos es que nos encontraríamos en el suelo ya que cada año el cultivo que rodea al edificio va cambiando. Deseábamos que estuviese plagado de girasoles y por suerte, nos los encontramos pero no estaban en flor. Por lo que nos trajimos la foto pero no con todas las condiciones que íbamos buscando. Nos tocará volver.

Cómo se hizo

Para conseguir el arco de la Vía Láctea no queda otra que hacer una panorámica. Eso es lo que hicimos, una panorámica del arco la Vía láctea con el palomar en el horizonte. Opté por hacer una foto simétrica, centrando el palomar. Para ayudar a la idea, elegí colocarme en la linea que nos lleva a la puerta del palomar.

Para realizar las tomas para hacer la panorámicas procuro trabajar desde la izquierda a la derecha porque normalmente los programas de pegado de imágenes trabajan mejor en ese sentido. No se cual es la razón, pero si las cambias el nombre poniendo 1 a la de la izquierda y la ultima a la derecha, siempre obtengo mejores resultados.

A través del visor de la cámara visualizo dónde comienza y dónde acaba la Vía láctea. Con esto me hago una idea de cuántas fotos voy a necesitar para empalmar las imágenes y después hago la serie.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario