Hoy no toca nada «nuevo», sí en la web, pero se trata de un encuadre típico de este Morris Oxford. Es otra foto de aquella sesión de hace ya no sé ni cuanto tiempo pero, que por no aburrir, voy soltando poco a poco. Como casi siempre en compañía de Charly y de Javi

Como os decía, este punto de vista es muy recurrente ya que impacta mucho al parecer que estas mirando al coche a los ojos. Ya os enseñe otro encuadre más abierto del coche en esta entrada.

¿Cómo hicimos la foto?

Para hacer este tipo de fotos solemos usar un objetivo ultra angular, como es el 14mm. Este objetivo tiene una cuantas virtudes, una de ellas es tener el anillo de diafragma manual. Esta ventaja nos permite modificar la exposición durante la toma, pudiendo controlar mejor las luces de la escena. Vamos, que para iluminar algunas cosas usamos un diafragma para iluminar otras otro… y así la labor de iluminar es mas sencilla.

Sobre el encuadre, decidí dejar el coche torcido, como está en la realidad, en lugar de nivelarlo. Quizás quede un poquito raro pero así queda algo «distinto».

La iluminación, como «siempre» a base de repetir y repetir hasta que la foto sale. Añadiendo cada vez un punto de luz hasta conseguir el resultado deseado. Primero el coche, luego los faros, después los pilotos… de tal manera que nos aprendemos al coreografía de luces y así podemos repetir la imagen tantas veces como queremos.

Nos vemos en unos días. Sed felices!

Deja un comentario

Esta pagina tiene cookies. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento. Más info. ¿Las aceptas?

ACEPTAR
Aviso de cookies