¿Quién no ha visto una foto nocturna de este Morris? No recuerdo quién fue el primero que publicó una nocturna de ésta joya abandonada. Pero desde que se dio a conocer, paso a ser un objetivo de los fotógrafos nocturnos de Madrid.

Como no, yo también deseaba hacerle una foto, así que a finales del mes de Agosto engañe a Charly y a Javi para hacerle unas cuantas fotos. También hicimos el encuadre típico, esa foto que se ve el morro centrado. Pero siempre me gusta darle una vuelta a todas las localizaciones y saco tantos encuadres como puedo.

Y esta foto es una de esas en las que vas evolucionando, empiezas por el frente. Luego una lateral y un poco a poco te vas alejando hasta que decides incluir en el encuadre donde está el coche.

Quizá debería trabajar al revés, desde lejos del elemento principal a más cerca, pero tengo una razón básica. Lo hago porque cuanto menos elementos tengo que incluir en la imagen, más sencillo me resulta encontrar un encuadre. De esta manera, poco a poco la foto final va creciendo.

Nos vemos en unos días, me voy de viaje, si queréis estar al tanto de mis aventuras en instagram podréis verlas . Sed felices!

One thought on “Un clásico nocturno”

Deja un comentario

Esta pagina tiene cookies. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento. Más info. ¿Las aceptas?

ACEPTAR
Aviso de cookies