No sé cuánto tiempo llevaba pensando en ir a hacer fotos al Delta del Ebro. Hace ya unos cuantos años, unos amigos fueron a un curso de José Beut y desde entonces tenía la espinita clavada.

Quizás mis sueños fotográficos son más asequibles o más sencillos que los de otras personas, pero son los míos. Poco a poco, voy quitándome de encima esas espinitas, eliminando X de esos mapas plagados de localizaciones.

Y cómo en esta vida se trata de ir haciendo lo que uno quiere, en febrero, me escapé junto a Charly, David y Javi un finde al Delta.

Muchos nervios y dudas sobre el tiempo. La foto que veis es del atardecer del viernes y nos encontramos un cielo con escasas nubes. Pero, los pronósticos mejoraron muchísimo para hacer fotos, salvo por la cantidad de viento que tuvimos.

Tras hacer la puesta de Sol desde otro ángulo. Teníamos la posibilidad de aprovechar las últimas luces del día. Así que nos desplazamos unos metros para jugar a componer con esta red y la torre.

¿Cómo hice esta foto?

Para darle un punto de vista distinto al que habitualmente vería cualquier persona que va a visitar la torre. Nos introdujimos en el agua gracias al uso de un vadeador.

Buscaba una imagen sencilla y «limpia» con menos elementos que distraigan la vista. Para conseguirlo usé un filtro de densidad neutra de 10 pasos. Con el que conseguí alargar la exposición y a la vez eliminar de la imagen muchas olas. Así, éstas no le que quitarían protagonismo a los elementos principales de la foto.

Un truquito

Aprovecha a hacer las fotos última hora del día, con el Sol ya puesto bajo el horizonte. Así, no te resultará necesario el uso de filtros degradados o inversos para disminuir la luminosidad del cielo. Que si no sabes usarlos… el efecto es demasiado visible

Nos vemos en unos días. Sed felices!!!

Deja un comentario